Crear empresa en Cataluña / Formas Jurídicas
(Sociedad profesional)

1. Noción

El pasado 16 de junio de 2007 entró en vigor la Ley 2/2007 de Sociedades Profesionales.

La sociedad profesional es aquella que tiene por objeto social el ejercicio en común de una actividad profesional. Se considera actividad profesional aquella que para desarrollarla se requiere una titulación universitaria oficial o titulación profesional e inscripción en el correspondiente Colegio Profesional.

Las sociedades profesionales pueden adoptar cualquiera de las formas jurídicas actualmente previstas, pero debido a la naturaleza de su objeto social se les aplica un régimen especial, a parte de las especificidades correspondientes a su forma jurídica.

NOTA IMPORTANTE: Recomendamos que este folleto sea complementado con los folletos correspondientes a la forma jurídica en la que se esté interesado.

2. Denominación

La sociedad profesional podrá tener una denominación objetiva o subjetiva. Cuando la denominación sea subjetiva se formará con el nombre de todos, de diversos o de alguno de los socios profesionales.

En la denominación social deberá figurar, juntamente con la indicación de la forma social de que se trate, la expresión profesional o bien la letra p (por ejemplo, SLP o SAP).

3. Número de socios

A parte de las limitaciones propias de cada forma jurídica, se prevén ciertas limitaciones:

Las tres cuartas partes del capital y de los derechos de voto (en sociedades capitalistas) o las tres cuartes partes del patrimonio social y del número de socios (en sociedades no capitalistas, como la civil) deben estar en manos de socios profesionales.

Este requisito ha de cumplirse a lo largo de toda la vida de la sociedad profesional, constituyendo causa de disolución obligatoria su incumplimiento sobrevenido, salvo que la situación se regularice en el plazo máximo de tres meses contados desde el momento en que se produce el incumplimiento.

4. Responsabilidad de los socios

La sociedad responderá de sus deudas sociales con todo su patrimonio, a pesar que la responsabilidad dependerá de la forma social adoptada.

No obstante, la Ley con la intención de proteger el cliente, amplia la responsabilidad de los profesionales. En este sentido, de las deudas sociales que se deriven de los actos profesionales propiamente dichos responderán solidariamente la sociedad y los profesionales, socios o no, que los hayan realizado.

A su vez, la nueva normativa obliga a las sociedades constituidas al amparo de la Ley de Sociedades Profesionales a contratar un seguro que cubra la responsabilidad civil en que las sociedades puedan incurrir en el ejercicio de su actividad.

5. Domicilio

El domicilio de la Sociedad se ubicará en el territorio nacional y en el lugar donde esté establecida su representación legal, o sus instalaciones o el lugar donde desarrolle sus actividades.

6. Derechos de los socios

Respecto a este apartado nos remitimos a los folletos correspondientes a cada una de las formas jurídicas.

7. Capital social

Respecto a este apartado nos remitimos a los folletos correspondientes a cada una de las formas jurídicas.

8. Administración de la sociedad

Respecto a este apartado nos remitimos a los folletos correspondientes a cada una de las formas jurídicas.

No obstante, respeto a este aspecto, la Ley de Sociedades Profesionales prevé la siguiente limitación: tres cuartas partes de los miembros de los órganos de administración deben ser socios profesionales. Si el órgano de administración fuera unipersonal o existieran consejeros delegados, estas funciones deberían ser desarrolladas por un socio profesional.

9. Trámites de consitiución

Respecto a este apartado nos remitimos a los folletos correspondientes a cada una de las formas jurídicas.

No obstante, la Ley de Sociedades Profesionales prevé determinados requisitos de constitución que deben ser comentados.

-El contrato de sociedad profesional debe formalizarse en escritura pública, la cual incorporará los siguientes extremos:

+La identificación de los socios, indicando si son profesionales o no.
+El Colegio Profesional al que pertenecen los socios y su número de colegiado.
+La actividad profesional que constituye el objeto social.
+La identificación de las personas que se encarguen inicialmente de la administración y representación de la sociedad, expresando la condición de socio profesional o no de cada una de ellas.

-Inscripción en el Registro Mercantil de la Sociedad Profesional.

-Inscripción en el Registro de Sociedades Profesionales del Colegio Profesional al que corresponda.



 Documentación en PDF

Básicamente se puede diferenciar entre personas físicas y personas jurídicas.


Presentación  |  Crear empresa en Cataluña  |  Crear empresa en Francia  |  Crear empresa en Andorra  |  Franquicias
Enlaces  |  Contacto Cámara  |  Documentación en francés
  © Camara Comercial Girona |  aviso legal